la conquista del orden

OZLAK OSCAR  - LA CONQUISTA DEL ORDEN-

 

Introducción:  capítulo I

 

La derrota de la Confederación Argentina allanó a partir de 1861 el camino para la organización nacional, la construcción de la sociedad Argentina, permitió a los sectores dominantes nacionalizar la revolución liberal.

La debilidad del fundamento material de la nacionalidad deriva de la heterogeneidad de los intereses económicos regionales; la fragilidad de las instituciones ; dificultades para la formación de alianzas políticas estables para extender el poder al conjunto del territorio.-

Emancipación y organización nacional:

La ruptura con el poder imperial no produjo automáticamente la sustitución del estado colonial por un estado nacional.

Roto el vínculo colonial se hizo evidente que la dominación española no permitió la creación de una clase criolla dirigente que reemplaze el control político de la corona. La secesión de la provincias del Paraguay, Alto Perú y la Banda Oriental creó conciencia en los líderes revolucionarios sobre la necesidad de defender la integridad del territorio heredado de la colonia. Bs As se constituyó en la capital de la organización política surgida del movimiento revolucionario. Los diversos órganos políticos (asambleas, triunviratos, juntas)  fueron ineficaces para organizar el poder, se localizaron en las viejas ciudades del interior en torno a la figura carismática de caudillos locales. El acceso al poder dependía del control de las milicias. Los caudillos intentaron reivindicar el marco provincial para  la actividad política y social. La provincia paso a ser la resistencia frente a los esfuerzos de BsAs por centrar el poder político del gobierno imperial.

La idea de Nación: no se funda a través de hechos revolucionarios. Al estallar la revolución de 1810 en Argentina solo existían varias ciudades, el gobierno revolucionario al dar representación a las ciudades creó las provincias.

El localismo no era una forma aberrante de organización social, sino que respondía a las modalidades que habían adquirido las relaciones de producción en el territorio de las Provincias Unidas, en cada una de ellas la organización variaba.

La expansión económica de la región pampeano-litoraleña durante la primera mitad del siglo XIX estuvo ligada a la inserción del mercado internacional. La concentración del intercambio externo en el puerto de BsAs a fines del siglo XVIII y el incremento de exportaciones permitieron que la provincia de BsAs se diferenciara del resto y desarrolle un sistema institucional superior a las demás provincias. Los intereses de este sector se homogeneizaron en torno al fortalecimiento económico. Las clases dominantes porteñas sostenían la estabilidad política.

El desarrollo pecuario se baso en el uso extensivo de la tierra. Los terratenientes intentaban fortalecer la producción pecuaria a través del control de la frontera con los indios ,desarrollar las vías de comunicación con el puerto, mantenían el control de la aduana. La organización nacional significaba para la burguesía terrateniente perder el control local de las rentas aduaneras.

La Organización Nacional que algunos aluden como la etapa institucional iniciada con la caída de Rosas en Caseros comenzó  con mas fuerza cuando la posibilidad de articular estos diferentes intereses dio sentido unificador  a la nación. La guerra civil que sobrevino a Caseros se entiende como un enfrentamiento entre proyectos de unidad nacional. El triunfo sobre Rosas es la creación de nuevas condiciones para la articulación de sectores dominantes con el puerto de BsAs como eje.

La cuestión del progreso:   con la creciente internacionalización de la economía que siguieron al proceso revolucionario los intereses de la burguesía se fueron desprendiendo poco a poco. La apertura externa de la economía originaba nuevas relaciones. La internacionalización de la vida económica era condición necesaria para la “nacionalización” dela sociedad  argentina. La expansión de la economía exportadora durante la  primera mitad del siglo se asceleró  partir de la caída de Rosas, con ello la eliminación de restricciones al comercio y la exportación de oro, la segunda revolución industrial, las ideas románticas de la Generación del ´37 ( Alberdi, Echeverría), las ideas del liberalismo europeo nutrían la idea de progreso. La Constitución nacional de 1853 representó las ideas de la Generación del ´80, una toma de conciencia, y nuevas condiciones comenzaron a movilizar a los agentes económicos para producir una transformación social del país. Sin embargo los enfrentamientos que separó después de Caseros a BsAS de la Confederación tiene raíces económicas. Haber terminado con Rosas no significaba acabar con la política federalista de BsAs con intenciones de mantener privilegios sobre esta provincia.

La cuestión del orden: a pesar de las intensas transformaciones surgieron algunos obstáculos debido a la dispersión y el aislamiento de los mercados. Organizar o regenerar no significaba restituir a la sociedad determinadas pautas de relación, sino imponer un nuevo marco de organización según las nuevas formas que iba adquiriendo el sistema productivo. El orden tenía  proyecciones externas, confianza del extranjero en la estabilidad del país. “Orden” significaba dar vida real a un estado nacional. Existía una competencia entre la Confederación Argentina y BsAs cuado se trataba de institucionalizar la autoridad, los controles de violencia. La Confederación fracasó en organizar la nación.

Aparato institucional:  la estrategia de Urquiza dirigida a consolidar la unidad política del territorio nacional mediante un sistema institucional nacido de acuerdos interprovinciales. La concurrencia de las provincias a la organización de la nación ocurrió sin dificultades, salvo BsAs que se negaba a integrar la Confederación Argentina. Al finalizar la década del ´50 la Confederación se hallaba en quiebre. Su endeble situación financiera frustró cualquier esfuerzo organizativo. Solo después de Pavón se llevó a cabo la construcción de un aparato institucional que integró las provincias y el gobierno nacional.

Alianzas políticas:  a principios de los ´50  Entre Ríos y Corrientes rompieron la alianza que había posibilitado que el partido Federal DE BsAS (liderado por intereses terratenientes y comerciales)  liderara la política nacional. Cuando el federalismo litoraleño puso fin a la alianza con Rosas contaba con el apoyo activo de los unitarios. Las potencias extranjeras no prestaron apoyo a la alianza liderada por el litoral. Caseros, (el acuerdo de San Nicolás) inauguraba una nueva etapa en la lucha por la organización nacional, llevada adelante por la unión de diversos sectores porteños para enfrentar la confederación liderada por Urquiza. Las resoluciones de San Nicolás produjeron enfrentamientos entre BsAs  y Urquiza. Inicialmente Urquiza se había apoyado en el sector unitario liderado por Valentín Alsina para neutralizar la oposición a Rosas, pero como no obtuvo el apoyo de los unitarismos para llevar a cabo sus planes de organización nacional, buscó reconciliarse con los federales. La incompatibilidad entre BsAs-litoral provenía del rol del jefe entrerriano: primero condujo una alianza anti-rosista; por otra su victoria sobre Rosas fue el triunfo del Interior sobre BsAs, lo cual lo enfrentaría a los unitarios porteños en septiembre 1852. Las diferencias cobraron fuerza después de esta fecha que se estableció un gobierno autónomo en la provincia. Este nuevo gobierno reunía a antiguos federales y unitarios, que a partir de entonces lucharon por el predominio provincial. A lo largo de este conflicto por el predominio interno se confirmó una nueva fuerza política: el partido unitario, que pasó a llamarse liberal. Al mismo tiempo se fue desprendiendo la fracción liberal-nacionalista conducida por Mitre opuesta al sector liberal que luego sería autonomismo. El liberalismo-nacional tenía como objetivo crear las condiciones para un nuevo proceso de organización nacional liderado por BsAs, la otra fracción liberal-autonomista- siguió un conflicto abierto con la Confederación. Mas adelante esta fracción autonomista del partido liberal con su posición antiurquicista extrema se llamará “sector radicalizado de la revolución de septiembre”.

Finalmente el gobierno de BssAS logró el levantamiento del sitio, su fortalecimiento y el retiro de las fuerzas de la Confederación. Posteriormente las fuerzas de septiembre realizaron invasiones a la provincia. El gobierno de la Confederación económicamente no se hallaba en las mejores condiciones , ,estaba mas interesado en negociar la incorporación de las provincias a la Confederación que una guerra.

En 1854 se sancionó la constitución provincial. BsAS es declarado estado independiente. El sector de Mitre se había opuesto a esta declaración. La política de BsAS consistía en estirar al máximo los proyectos de la reincorporación..

Entre 1856 y 1859 el gobierno de la confederación endureció su política hacia BsAs, se intentó apoyar al federalismo, esto no hizo mas que consolidar la unidad del partido liberal. Luego de la Batalla de Cepeda BsAs se comprometió a revisar la constitución de 1853. la provincia se incorporaría de inmediato a la Confederación. Pero BsAs no se desprendería de ningún recurso de poder y mantendría la estabilidad política.

En mayo de 1860 asume Mitre. Se iniciaron tratativas para la incorporación de BsAs a la confederación. En junio de 1860 la provincia ratificó su compromiso e hizo concesiones comprometiéndose a entregar 1 millón y medio de pesos al gobierno nacional, sin embargo los plazos de incorporación se estiraban casa vez mas fortaleciendo su influencia en la Confederación. A lo largo de 1861 se fueron agotando las instancias de conciliación entre BsAs y el gobierno nacional. Los gobiernos provinciales quitaron su apoyo al gobierno nacional, que dejó de existir en dic. 1861. se delegó a BsAs el ejercicio del poder ejecutivo nacional. Durante 1862 se estableció un gobierno provisorio nacional en BsAS , Mitre como jefe de las fuerzas vencedoras. Mitre centró su actividad en la negociación política con las fuerzas opositoras de BsAs. Se instauraría un futuro gobierno nacional. Mediante un acuerdo se logró la coexistencia de las autoridades nacionales y provinciales en BsAs .

Consideraciones finales:  Se arribó a la instauración de un nuevo gobierno nacional 1862, después de 10 años de luchas. Si bien el liderazgo de Mitre le daba amplio margen en la conducción del gobierno nacional, la oposición interna no le permitió instaurar este gobierno sobre sólidas bases financieras. Las dos décadas que siguen dan lugar a la formación de un sistema de institucionalización nacional desplazando la relación entre las provincias para dar lugar a otros mecanismos de representación como el congreso nacional, los partidos de la oligarquía, el ejército nacional. Una consolidación llena de conflictos.

 

Institucionalización del Estado:  Capítulo II

Pavón produjo el derrumbe de la Confederación Argentina y abrió el camino para la organización nacional. Sin embargo, la confirmación de la hegemonía porteña sobre el resto del territorio nacional no significó la resolución del viejo problema de la institucionalización del poder. A partir de Pavón la lucha política fue distinta. Toda movilización de fuerzas contrarias la orden establecido por los vencedores era calificada como levantamiento o rebelión. El centro de la escena política fue ocupado por fracciones de una burguesía en formación que distaba mucho de ser una coalición fuerte o estable. A continuación se intenta examinar el proceso de imposición del orden y la institucionalización del estado nacional.

Formas de penetración del Estado: al disolverse la Confederación se retornó al arreglo institucional. La construcción del estado suponía enajenar a la iglesia y ciertas asociaciones voluntarias algunas de sus facultades. La existencia del estado exigía replantear los arreglos institucionales preexistentes, desplazando la actividad local-privado a un ámbito nacional-público. Disuelta la confederación las fuerzas militares de BsAs pasaron a constituir el nuevo núcleo del ejército nacional. Mitre organizó un ejército regular en 1864, mientras tanto las provincias sumaban obstáculos en forma de enfrentamientos al gob. Nacional. Se reorganizó el sistema rentístico de la prov. De BsAs adquiriendo el control de las aduanas interiores. Se uniformaron los sistemas de recaudación y control. El gobierno nacional  comenzaba a reivindicar como su exclusivo monopolio, el intento era apropiar y concentrar atribuciones, ganar la confianza de un comercio descreído de antiguos fracasos; superar las resistencias de comerciantes porteños. Otra iniciativa fue extender la frontera con el indio.  Éstos eran los requisitos para conquistar el orden de un gobierno nacional centralizado. Las heterogéneas instituciones fueron sustituidas por modernos códigos inspirados en la tradición jurídica europea: registros de las personas; celebración del matrimonio civil; administración de los cementerios, la educación con la participación del gobierno nacional. El ferrocarril; la construcción de obras públicas contribuyó a la creación de una clase social de contratistas y socios del estado. Todas estas actividades fueron tomadas por el estado cuyo control representaría una fuente de legitimación y poder.

Luego de la instalación del gobierno de Mitre comenzaron las reacciones del interior, se manifestaron en pronunciamiento de jefes políticos dispuestos a cambiar situaciones provinciales contrarias al nuevo régimen. Si bien las provincias habían adherido al nuevo orden, no tardaban en reacionar, y BsAs siendo centro de todos los recursos podía resolver las situaciones de desorden o rebelión.

Para ganar la rápida adhesión de las provincias BsAs movilizó su ejército. La legitimidad estaba cuestionada. La represión parecía condición necesaria para lograr el monopolio del control territorial. Las diversas modalidades de esta penetración se categorizar en:

v     Represiva:  (página 98) : Implica la aplicación de la violencia física o amenaza de coerción, que tiende a lograr el acatamiento a la voluntad de quien la ejerce y suprimir cualquier resistencia, fue la institucionalización del ejército nacional.

v     Cooptativa: (página 118): se refiere a la captación de apoyos entre los sectores dominantes locales y gobiernos provinciales, a través de alianzas basadas en compromisos tendientes a preservar y consolidar el sistema de dominación impuesto en el orden nacional.

v     Material (página 133):  formas de avance del estado nacional sobre el interior, expresada en obras, servicios, regularizaciones destinados a incorporar las actividades productivas desarrolladas a lo largo del territorio nacional al circuito dinámico de la economía. Esta incorporación permitía: -ampliar el mercado nacional y extender la alianza que sustentaba al nuevo orden.

v     Ideológica: ( página 141) : fundamento consensual. Reviste la represión o los intereses individuales de un barniz legitimante, tendiente a convertir la dominación en hegemonía, el beneficio particular en interés general. Estos beneficios implican privilegios para algunos y condenan a otros sectores perjudicados a una existencia económica marginal.

 

Esta fue la dinámica que transformó a esa sociedad, creando redes de relación, homogeneizando intereses, originando nuevos sectores de actividad, relegando a otros, constituyendo un nuevo sistema de dominación y de producción. Estas fueron las formas de penetración estatal que denominó materiales y que junto a la represión, la cooptación y la manipulación ideológica contribuyeron a crear un nuevo orden.  El papel articulador cumplido por el estado nacional se llevó a cabo a través de una compleja red de interacciones entre empresarios estatales e individuos o sectores interesados.

En general, los recursos financieros movilizados por el estado se orientaron hacia la ejecución de obras de pequeña infraestructura y establecimiento de ciertos servicios. Durante la presidencia de Mitre se generaron contratos con empresarios para la construcción de caminos, puentes, transporte. Se vio la urgencia de acelerar la formación de un mercado nacional y hacer sentir la presencia articuladora del estado. Esta fue la multiplicidad de los compromisos asumidos por el Estado. Se garantizaban los rendimientos de los capitales, la fuerza de trabajo y su reproducción.

Las transformaciones del aparato burocrático ponía de manifiesto la dominación estatal y marcaba el ritmo de la intervención estatal. La descentralización del control, condición necesaria para la centralización del poder, implicaba diferenciar organismos y especializar funciones sin perder de vista la coordinación de la actividad. Se observó una singular transición entre la burocracia colonial y el modelo institucional que comenzaría a definirse a partir de la década del 80. al reconstruirse el gobierno nacional en 1862 el gobierno debió continuar atendiendo el funcionamiento de organismos – de La Conferación y BsAs-  tratando de crear al mismo tiempo un andamiaje institucional.

Nueva división social del trabajo:  estos avances del estado nacional dieron lugar a que se fuera formando un nuevo esquema de división social del trabajo en los ámbitos de la acción individual. Los gobiernos provinciales pronto perderían a manos del estado nacional el poder. Quedó reservado al gobierno nacional  todas las cuestiones referidas al “orden” y “progreso” .

La burguesía porteña a través del control de las instituciones y recursos provinciales aseguró las condiciones para organizar una nueva actividad productiva y mercantil en rápida expansión y frecuente transformación.

Relación nación-provincias:  el estado se fue haciendo visible a través de un aparato burocrático y especializado, en el que se condensaban los atributos de “estatidad”.  Un proceso de articulación social e integración política de las provincias bajo el poder del gobierno nacional. Sustitución el marco provincial institucional. El proceso de legitimación del estado implicó centralmente la cooptación y apoyo de las fracciones burguesas del interior adictas a la política del gobierno nacional.

Pero pronto se dio lugar a enfrentamientos al interior de las clases dominantes de BsAs, cuyas manifestaciones fue la división del partido liberal en sus fracciones : nacionalista  u otro autonomista.

Se había producido un cambio e la relación nación-provincia, y la caída de BsAs en 1880 su mas dramática expresión. El gobierno de BsAS  y la burguesía porteña fueron los últimos en reconocer que el estado había desplazado definitivamente a las provincias como centro de la actividad social. Sus bases sociales se habían diversificado y ya no constituían como en sus comienzos la dominación que ejercían en el orden provincial.

Por el 25-07-2009 Categoria: Historia Argentina (sociologia)

Comparte este artículo...

Deja un comentario

0 comentarios